Orden de la Consejería de Educación por la que se adoptan medidas para promover la convivencia en los centros docentes públicos y privados concertados

El jueves, 7 de julio de 2011, se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la Orden de la Consejería de Educación por la que se adoptan medidas para promover la convivencia en los centros docentes públicos y privados concertados, y se reconoce el derecho de los padres a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas.

El contenido de la cita Orden desarrolla los siguientes aspectos:

1. La Dirección de cada centro escolar podrá designar un profesor o profesora responsable del Plan de Convivencia y la Consejería reconocerá a los centros el desarrollo del Plan de Convivencia como mérito específico en las convocatorias y concursos dirigidos al personal docente.

2. Dentro del Plan de Convivencia se establece la creación de la Comisión de Convivencia, que llevará a cabo las actuaciones preventivas que contribuyan a la detección de la conflictividad en el centro.

3. Los centros podrán crear las llamadas aulas de convivencia, atendidas por profesores o profesoras del propio centro, en las que serán atendidos los alumnos y alumnas que por las sanciones que les sean impuestas, se vean privados de su derecho de asistencia a clase. En estas aulas se impartirá una programación específica, orientada a favorecer la reflexión sobre las razones por las que ha sido sancionado, a reconocer su responsabilidad y mejorar su conducta.

4. El director o directora del centro es quien decide que un alumno o alumna sea atendido en esta aula, con la obligación de dar trámite de audiencia a los padres, madres o tutores de alumnos o alumnas sancionados.

5. La creación de un registro de incidencias en materia de convivencia donde se recogerán tanto las conductas “gravemente perjudiciales” como las “contrarias a la convivencia”.

6. El modo en que ha de procederse ante conductas de acoso escolar, maltrato infantil, violencia de género en el ámbito educativo o agresión.

7. En los casos de maltrato, en los que pueda haber algún tipo de lesión, la dirección del centro buscará una valoración clínica en un centro sanitario y se notificará a los servicios de protección de menores y, en los casos de extrema gravedad, se llegará hasta la Autoridad Judicial o Ministerio Fiscal.

8. El reconocimiento del derecho de los padres a participar n el proceso educativo de sus hijos e hijas.

Este último punto, por ser de especial interés para los padres, se desarrollará próximamente, ofreciendo una completa información.

Anuncios